Emblemática iniciativa ambiental de Gran Tierra en colaboración con la ONG Conservación Internacional

En 2017, Gran Tierra se asoció con la ONG Conservación International y se comprometió a aportar USD $13 millones en un período de cinco años para un proyecto a gran escala de reforestación y conservación en el Putumayo. Conservación Internacional es una organización no gubernamental conocida por su implantación y gestión de proyectos de conservación de la naturaleza en todo el mundo.

NATURAMAZONAS

El proyecto es un componente clave de las labores de la compañía para, restaurar y proteger el corredor Andes-Amazonas, una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo. Esta iniciativa hace hincapié en el compromiso a largo plazo de Gran Tierra con el desarrollo responsable de recursos, al igual que nuestra firme convicción de que nuestras actividades y presencia deben coincidir con un medio ambiente sano y comunidades prósperas.

Esta iniciativa ha sido desarrollada con la participación y el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia y con la participación y el apoyo de Corpoamazonía.



Beneficios a las comunidades locales

Esperamos que la iniciativa no solo beneficie al entorno natural, sino que también contribuya al buen desarrollo económico y social de la región de Putumayo en la era post conflicto. El Proyecto tiene cuatro componentes importantes:


Coordinación interinstitucional para ayudar a desarrollar alianzas para los esfuerzos actuales y futuros en materia de conservación ambiental
 


Generación
 de conocimiento para integrar investigaciones participativas y métodos de planeación


Producción sostenible para implementar la administración sostenible de los ecosistemas de selva natural afectados por la intervención humana


El enfoque socioeconómico para identificar diferentes alternativas a las cadenas de producción y a las empresas sostenibles

NaturAmazonas en expansión

En 2019, Gran Tierra Energy anunció la expansión del proyecto NaturAmazonas y su alianza con Conservación Internacional. Este nuevo proyecto, llamado Conservación y comunidades prósperas, está diseñado para promover la sostenibilidad económica y la conservación de las comunidades rurales en Putumayo.

Conservación y comunidades prósperas incluirá apoyo técnico y financiero para establecer prácticas agrícolas sostenibles, con una red de conexiones a mercados regionales y nacionales. Este programa trabajará en suplir las necesidades alimentarias de cada familia, mientras se desarrollan los trabajos de zonificación para actividades de conservación y restauración de bosques.

Objetivos de NaturAmazonas Conservación y comunidades prósperas



270 hectáreas
de Sistema Agroforestal (AFS), incluidos cultivos que brindarán beneficios a corto y largo plazo a las comunidades


140+ oportunidades de empleo directo serán creadas en las comunidades locales


1.000 personas habrán mejorado su seguridad alimentaria y aumentarán sus ingresos



Generación de conocimientos


Se contrató a la población local para realizar cientos de expediciones en lo profundo del Piedemonte, quienes recolectaron y categorizaron más de 10.000 ejemplares de plantas nativas. Estas residentes llamadas las “Guardianas del Conocimiento Botánico”, no solo adquieren conocimientos sobre las plantas nativas, sino que contribuyen a la creación de una buena cartografía de la composición botánica de la selva en sus jurisdicciones. Las Guardianas descubrieron nuevas especies vegetales, incluso algunas en peligro de extinción.

El programa las guardianas del conocimiento ha sido muy importante para que generemos ingresos y aprendamos sobre nuestro entorno. Nuestra organización cuenta con 89 mujeres de tres asentamientos distintos. Contamos en esta zona con muchos recursos naturales, pero no suficientes ingresos, así que queremos preservar el ambiente a la vez que generemos ingresos”.

SANDRA MILENA PISO CAMAYO, Presidenta de la Organización de Mujeres AMNUOC

La economía de la zona solía girar en torno a la extracción de madera. La comunidad ahora tiene mucho interés en la preservación y protección ambiental. Los jóvenes asumen roles de liderazgo en la protección del ambiente, lo cual es excelente”.

ILBER ANDRÉS NAVRA

Desarrollo de la salud botánica a través de la apicultura

Miles de abejas zumban alrededor de apicultores que no usan trajes de protección, y estos no se preocupan, porque se trata de abejas sin aguijón, una especie oriunda de esta parte de la Selva Amazónica. Antes era ilícito criar abejas sin aguijón, pero NaturAmazonas trabajó con las autoridades colombianas para cambiar la normativa y permitir que los lugareños se involucren en esta línea de producción sostenible tan importante. Las abejas polinizan árboles y plantas, lo cual ayuda con la reforestación y contribuye con la salud botánica, a la vez que producen miel para los apicultores, un producto valioso y duradero con mucha demanda en los mercados locales y nacionales.

Hay mucha demanda de la miel de abejas sin aguijón, la cual se puede encontrar en diferentes sabores. Los apicultores también pueden alquilar las abejas a los agricultores locales para ayudarlos a polinizar sus cultivos, siendo esta actividad otro flujo de ingresos. La asociación de apicultores creció significativamente en 2018, 150 miembros actuales se capacitaron y certificaron y hay 200 esperando para sumarse. Se selecciona a los participantes según la distribución óptima de abejas y árboles para la reforestación a futuro. Los apicultores plantaron más de 30.000 árboles en más de 30 hectáreas solo en 2018.

 

Soy una de las personas que recibió el entrenamiento para potenciar el conocimiento tradicional de la apicultura. Este proyecto nos permite trabajar con especies autóctonas. Dado que las abejas quieren producir más miel, necesitan más polen, y así ayudan a la reproducción de las plantas en la zona. La experiencia es maravillosa: nos enamoramos de las abejas y sabemos cómo atraerlas naturalmente, sin tener que cortar árboles para atraparlas”.

JULIANA RICO, Apicultora

Estufas eficientes

Como parte de este proyecto, se desarrolló una estufa a leña para las áreas rurales que no tienen acceso seguro a la electricidad. En esas áreas se cortan con frecuencia árboles para calentar las casas, cocinas y tener iluminación. Las estufas, que son portátiles, son 60% más eficientes que la quema abierta de leña con menos emisiones. La última versión también genera una corriente estable de tres voltios, con la que se pueden cargar los teléfonos celulares y encender 10 luces por tres horas, un beneficio importante para esas comunidades. Más de 100 familias han recibido hasta ahora este tipo de estufa. El proyecto ahora busca la manera de expandir la distribución de las estufas.